LA TUTELA

La tutela es una institución jurídica que tiene por objeto la guarda y protección de la persona y los bienes del incapacitado.

La tutela es consecuencia de un proceso de incapacitación, en la que se establece, y se constituye como un deber que se ejerce en beneficio del tutelado, siempre bajo la supervisión de la autoridad judicial.

Su regulación jurídica se recoge en los artículos 222 y siguientes del Código Civil Y en los art 130 y ss del Código foral de Aragón.

¿Qué es un tutor y quiénes pueden serlo?

El tutor es el representante del menor o incapacitado, salvo para aquellos actos que pueda realizar por sí solo, ya sea por disposición expresa de la Ley o de la sentencia de incapacitación. Los sujetos a tutela deben respeto y obediencia al tutor, que les podrá corregir razonable y moderadamente.

Podrán ser tutores todas las personas que se encuentren en el pleno ejercicio de sus derechos civiles y en quienes no concurra alguna de las causas de inhabilidad establecidas legalmente.

Podrán ser también tutores las personas jurídicas que no tengan finalidad lucrativa y entre cuyos fines figure la protección de menores e incapacitados.

¿Quiénes quedan bajo la protección de un tutor?

Estarán sujetos a tutela:

  • Los menores no emancipados que no estén bajo la patria potestad.
  • Los incapacitados, cuando la sentencia lo haya establecido.
  • Los sujetos a la patria potestad prorrogada, al cesar ésta, salvo que proceda la curatela.
  • Los menores que se hallen en situación de desamparo.

¿Cuándo queda sin efecto la tutela?

Hay determinadas circunstancias por las que la tutela queda sin efecto y se extingue:

  • Cuando el menor de edad cumple los dieciocho años, a menos que con anterioridad hubiera sido judicialmente incapacitado.
  • Por la adopción del tutelado menor de edad.
  • Por fallecimiento de la persona sometida a tutela.
  • Por la concesión al menor del beneficio de la mayor edad.
  • Cuando habiéndose originado por privación o suspensión de la patria potestad, el titular de ésta la recupere.
  • Al dictarse la resolución judicial que ponga fin a la incapacitación, o que modifique la sentencia de incapacitación en virtud de la cual se sustituye la tutela por la curatela.

1 Comentarios

  • fundat 22 octubre, 2012 at 14:21

    quizás sería conveniente referirse tambien al administrador de bienes transmitidos a título gratuito al pupilo. (art. 227 del CC)pues el que nombra al tutor puede confiar el cuidado personal del discapacitado a una persona próxima al mismo (tutor) pero lega en cuestiones económicas y nombrar a esos efectos a uno o varios administradores con conocimientos en esa materia y que pueden no tener ninguna relación personal con el pupilo. y destacar el carácter personal y tuitivo del tutor cuya designación depende del juez, y el administrador que es el que designa el transmitente de los bienes.

    Responder

Dejar un comentario